Las empresas “cerradas” están condenadas al fracaso al igual que las empresas que sólo apuestan por la innovación tecnológica.

exito-fracaso-300x225

El entorno competitivo actual exige aportar soluciones complejas en formatos simplificados, es decir oferta de alto valor añadido que combinan elementos diferentes y que pueden ser expresadas de forma sencilla. Estos procesos colaborativos son esenciales y requieren un mecanismo de gestión avanzado que garantice la estabilidad de la relación ganar-ganar. 
Las relaciones de colaboración para generar valor no sólo se producen entre las empresas y los centros tecnológicos, sino que trascienden estas fronteras e incluyen colaboraciones con proveedores, clientes en su entorno más próximo y, en casos concretos, con agentes de ámbito internacional.
Esta colaboraciones para la innovación tecnológica son habituales y han generado resultados positivos en diversas empresas, pero la verdadera apuesta viene por el desarrollo de capacidades no tecnológicas, siendo ello una herramienta esencial para maximizar los beneficios derivados de las inversiones que se realizan en la adquisición y aplicación de tecnologías punturas. La innovación tecnológica sin una apuesta decidida por la gestión avanzada ve limitada sus posibilidades de éxito.

¿Quieres conocer buenas prácticas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.